Ábrete al amor, ábrete a la vida con Anahata, el chakra corazón

24/02/2018 0 comenta

El cuarto chakra, Anahata, es el chakra del amor y la compasión; el punto central del sistema de chakras. En él se unen los tres centros inferiores físico-emocionales con los tres centros superiores psíquico-espirituales.  Se encuentra ubicado a la altura del corazón, en el centro del pecho y se abre hacia delante. Abriendo el chakra corazón nos abrimos a la vida en todos los aspectos.

También llamado centro cordial le corresponden el elemento aire y el sentido del tacto; toda necesidad de contacto intimo, de unicidad, armonía y amor se manifiesta a través de él. El corazón tiene la capacidad de trascender todo. Nuestro corazón es nuestra vulnerabilidad y debemos mantenerlo sano con amor. Cuando hablamos desde nuestro corazón, inspiramos a otros; sin necesitar palabras al comunicarnos desde el corazón.

Quizás ya hayas vivido alguna vez el hecho de que un sentimiento intenso de tristeza, de ira o de desesperación se ha neutralizado cuando lo has tratado con amor, sin prejuicios. Te invito a que lo pruebes.

Mediante el cuarto chakra disponemos de un gran potencial de transformación y de curación en dos sentidos, hacia nosotros y hacia los demás. La aceptación de nuestra esencia  desde lo más profundo del corazón o el auto-amor, puede llegar a transformarnos y curarnos.  Puesto que la energía irradia hacia el exterior en el cuarto chakra, tendrá un efecto  curativo y transformador en otras personas. Se dice que la mayoría de nuestras decisiones serían prósperas y auténticas si fueran tomadas desde el corazón.

Cuando tu chakra corazón está completamente abierto…

  • Las energías de tu corazón pueden transformar tu mundo y unir a las personas de tu entorno, reconciliarlas.
  • Irradias luz, una cordialidad y una jovialidad que impregna a todos aquellos que pasan por tu vida; despiertas confianza y alegría.
  • Tus sentimientos están libres de huracanes interiores y conflictos, de dudas e incertidumbres. Amas por el amor en sí, desde la alegría de dar sin esperar nada a cambio. «Pones todo tu corazón» en todo lo que haces.
  • Observas los acontecimientos del mundo desde la sabiduría del corazón, visualizando tu vida bajo una nueva luz.

Funcionamiento alterado

  • Aunque te gustaría dar sigues esperando recibir reconocimiento a cambio de todo tu «amor». También te decepcionas cuando tus esfuerzos no se ven recompensados.
  • O bien te sientes poderoso y fuerte o cedes tu fuerza a otros; pero, en ningún caso eres capaz de abrirte para recibir. Lo tierno y suave te desconcierta.
  • Tal vez te digas a ti mismo que no necesitas del amor de los demás y cierres tu corazón al rechazo que te produce dolor.

Hipofunción

  • El funcionamiento deficiente del chakra cordial te hace vulnerable y dependiente del amor y la simpatía de otros.
  • Al ser rechazado, te sientes dolido o traicionado por haberte abierto. Es por ello que te cierras de nuevo, estás triste y con sentimiento de depresión.
  • Te gustaría dar amor pero, por miedo a un nuevo rechazo, no encuentras la forma correcta de hacerlo, volviendo a ti la idea de que no sirves para ello.
  • Intentas compensar tu falta de amor siendo amigable y expandiendo tu alegría a todos sin permitirte llegar a estadios más íntimos o personales. Cuando se habla o se alude a tu corazón, reaccionas evasivamente por miedo a una posible herida.
  • Cuando tu chakra cordial está totalmente cerrado se manifiesta en la sequedad y en el desinterés, que puede llegar hasta la «frialdad de corazón». Para poder sentir algo necesitas una fuerte estimulación exterior. Estás descompensado y sufres depresiones.

Abriendo el chakra corazón

Experiencia natural:

Un paseo silencioso por la naturaleza verde o una flor nos transmiten el mensaje del amor del cuarto chakra. Las flores rojas son particularmente adecuadas para activar y curar las energías del chakra cordial.

Un cielo teñido de rosa con suaves nubes eleva y ensancha el corazón.

Terapia con sonido:

Cualquier música clásica, música «Nueva Era» o música sacra, tanto de la tradición Oriental como de la Occidental, poseen un efecto positivo sobre el chakra corazón.

El chakra cordial tiene asignada la vocal «a». Es el sonido más abierto de todos, que representa la máxima plenitud posible en la manifestación de la voz humana.

Mantra: YAM

Cromoterapia:

El chakra cordial irradia en los colores verde y rosa, y a veces también en el oro. El verde es el color de la curación, de la armonía y de la simpatía. También posee un efecto regenerador sobre el cuerpo, el espíritu y el alma.

Las vibraciones del rosa disuelven los espasmos del corazón. Despiertan sentimientos de amor y ternura, proporcionando un sentimiento de felicidad. Además, estimula la actividad creadora.

Gemoterapia:

El poder de las gemas y minerales en el chakra corazón se materializa en: Cuarzo rosa, Turmalina, Kunzita, Esmeralda y Jade.

Yoga

Asanas que abren el pecho:

  • Utrasana (postura del camello)
  • Bhujagansana (postura de la cobra)
  • Matsyasana (asana del pez)
  • Setu Bandhasana (el puente)
  • Kapotanasana (postura de la paloma)

Las torsiones también inciden sobre el chakra Anahata.

Da amor para recibir amor

Se dice que la mejor manera de recibir amor es dándolo (incondicionalmente), a través de abrazos y besos.

Si resulta un poco comprometido o poco factible, el Centro Chopra nos presenta otras opciones centradas en potenciar el chakra corazón:

  1. Sonríe a todos los que te encuentras en tu día, incluso si no tienes ganas de sonreír. Es contagioso.
  2. Perdona y sigue adelante. La vida es demasiado corta para guardar rencores.
  3. Da a los amigos, familiares y compañeros de trabajo mensajes con afirmaciones positivas y comentarios.
  4. Intenta pasar un día a la semana sin criticar a nadie ni a nada, incluyéndote a ti mismo.

Aprovecha cualquier oportunidad posible para fomentar el amor y los sentimientos amorosos. El amor es una moneda que es gratis y todo lo que le des volverá a ti. Abriendo el chakra corazón podrás acumular una fortuna.

Shanti, shanti ole!

Quizá te interese