¿Quieres una piel radiante?Utiliza cristales en tu rutina de cuidado facial

09/03/2018 0 comenta

Asistimos a un boom mineral, a un incremento del uso de cristales en belleza. A pesar de que gemas, cristales y metales han estado presentes en los rituales de belleza desde tiempos ancestrales, el sector de la cosmética se ha quedado prendado, más allá de sus colores, por sus múltiples beneficios sobre la piel. Cada vez son más, las firmas que lanzan productos basados o potenciados a partir de minerales o gemas. Tratamientos, Cremas, limpiadores, mascarillas, exfoliantes, maquillaje hasta perfumes. Te propongo que comiences tu colección de minerales, cristales y gemas o simplemente que empieces a advertir las vibraciones positivas que pueden aportar a tu vida.

Cristales sanadores, otra manera de acercarse al bienestar

Como fan y defensora de sus propiedades, ya os he hablado anteriormente del poder sanador de las piedras. Pero, quizá, os convenza más al mencionar que Victoria Beckham, trendsetter por excelencia, se atreve a mostrar a Vogue la piedra que le acompañan en su día a día. Aunque no nos descubre nada nuevo que civilizaciones anteriores ya hicieron (Cleopatra, además de la leche de burra añadía cuarzo rosa a sus baños, o malaquita en sus ojos), no cabe duda que la señora Beckham le aporta un toque más cool y menos «místico» al poder sanador de los cristales y gemas.

Ocultas en las profundidades y olvidadas por algunas culturas, quizá el resurgir del uso de los cristales viene como respuesta a una necesidad actual de sanación, en este caso, cutánea.

Cómo actúan las piedras sobre la piel

Existen estudios que avalan las propiedades de varios minerales y gemas con respecto a su uso en productos de cuidado facial; como en el caso de la Turmalina. No obstante, la comunidad científica sigue sin estar convencida de las bondades de los cristales sobre la piel.

A pesar de ello, van incrementando las propuestas faciales incorporan minerales y gemas a sus formulaciones: bien como ingrediente extra o como protagonistas de sus compuestos.

Todo en este mundo posee un «campo electromagnético» y vibracional; incluyendo los cristales.

Cada célula viva genera su propio campo de energía a partir de las mitocondrias. A medida que envejecemos, las frecuencias de nuestras células disminuyen y se debilitan, haciendo que sea más difícil para el cuerpo mantener la frecuencia a un nivel óptimo.

Los cristales y gemas cuentan con la capacidad natural para alimentar y soportar campos de energía. Esta cualidad única se denomina piezoelectricidad.

Dado que los minerales cuentan con una frecuencia más alta, pueden viajar literalmente hacia las células de la piel más débiles, para equilibrarlas. Cuando los adoptas en tu cuidado de la piel, estás aportando esta energía a tu piel. Es por ello que se convierten en potentes ingredientes para atacar problemas cutáneos como el enrojecimiento además de luchar contra los temidos signos de envejecimiento.

Por otra parte, así como nuestro organismo necesita vitaminas para funcionar, también precisa de minerales. Dado que estamos compuestos de agua, minerales y tejidos, los minerales son beneficiosos para nuestro cuerpo y nuestra piel.

¿Realmente necesito minerales y gemas en mi rutina de belleza?

En términos energéticos, los minerales y gemas incrementarán la vibración de tu rutina de cuidado facial. En palabras más terrenales, mejorarán la calidad y aspecto de la piel.

Supongo que te plantearás si realmente funcionan. Como siempre, te invito a probarlo para valorarlo. Para ello os propongo varias opciones: desde métodos más sencillos a otros más complejos. Un consejo, te animo a comenzar con el rodillo de jade. Si eres constante, en unas semanas, comenzarás a advertir los beneficios.

Cómo incorporarlos en tu rutina beauty:

  • Accesorios

Realizados a partir de minerales o cristales, como el rodillo de Jade o el Gua Sha. De ambos ya os hablaré con más detalle. Simplemente os adelanto que han formado parte de las rutinas ancestrales de belleza China y desde hace unos años, han sido rescatados por Occidente.

  • Infusión de agua

O agua energizada con las propiedades de los cristales y gemas. Añade una o varias gemas a un vaso o jarra y déjalo reposar durante unas horas, recomendable mínimo 12 horas a la luz del sol. Si se opta por la luz de la luna, si es Luna Llena mucho mejor, se dice que potenciará la calidad del agua. Dependiendo de la piedra, ésta precisará bien de luz solar o lunar. Puedes emplear el agua infundada con la energía del cristal para pulverizar tu rostro, añadirlo a tu baño relajante o simplemente beberlo. Si te interesa y pero la pereza te puede, puedes comprar directamente la botella con el cristal. Tendencia que nos llega de Estados Unidos.

  • Infusión de aceite

Se sigue el mismo proceso mencionado anteriormente pero modificando el ingrediente base, el aceite por agua.

  • Tintura

Se le añade alcohol a la infusión de agua para alargar su duración más allá de 72 horas. 20% de vodka por ejemplo.

  • Polvos

Puedes programar tus productos faciales con frecuencias de piedras agregando polvos a tus productos cosméticos: hidratantes, mascarillas…

  • Productos cosméticos con formulación de cristales o gemas

Confiar directamente en las marcas cuyos componentes centrales son cristales y gemas: Själ, Kristals (con tienda en Madrid), Gemstone Organic.

Siempre es importante tener en cuenta que los cristales se han de limpiar, cargar y saber que algunos poseen toxicidad.

Rodillos de Jade

Masajeador facial de Jade

Elegir la gema en función de las necesidades de la piel

No todos los cristales poseen la misma vibración. Así pues, cada cristal aporta unas cualidades especificas a la piel.

Como en todo, mejor dejarse aconsejar por un experto. Pero, en caso de no ser posible, siempre sigue tu instinto a la hora de la selección. Se dice que aquel mineral o gema que más atrae tu atención (por color o composición) es la piedra que más necesitas. No obstante, en términos de cuidado facial, mejor contar con un mínimo de nociones para poder sacarle más partido a la energía vibraciones de las piedras.

Turmalina

Estudios avalan las propiedades de la Turmalina sobre la piel, incrementa su temperatura y favorece la circulación.

La Turmalina revitaliza la piel, haciéndola parecer más radiante y juvenil. Cuando los cristales de Turmalina se calientan al ser frotados sobre la piel, se cargan positivamente en un extremo y negativamente en el otro. Ello contribuye a aumentar la permeabilización de la piel, lo que significa que cuando la turmalina está en contacto con la piel, se absorben mejor todos los nutrientes o ingredientes.

Jade

Protege la piel y mejora la circulación sanguínea. Es la herramienta más utilizada para el gua sha, la técnica de masaje facial mencionada anteriormente.

Cuarzo Rosa

Es uno de los cristales más empleados para tratar y mejorar la piel. Está especialmente indicado para reducir las líneas de expresión y arrugas, suavizando la piel áspera. Asimismo, incrementa la circulación sanguínea.

Piedra de la Luna

Aporta brillo a la piel contribuyendo a equilibrar sus energías yin-yang.

Rubí

Como su color indica, es un excelente limpiador de la sangre; elimina las toxinas y combate el acné. También lucha contra el cansancio, recargando la energía.

Amatista

Ayuda a extraer toxinas y otras impurezas de la piel. Además, incrementa el potencial antioxidante natural del cuerpo, revitalizando la piel.

Ámbar

Aporta elasticidad a la piel.

Malaquita

Es un limpiador de energía profunda y se usa para curar, aportando energía positiva. Rico en cobre, es una gran piedra antioxidante, ideal para el cuidado de la piel después del sol.

Zafiro

Mantine el cutis liso.

Mágicas, mística y medicinales

Los cristales y gemas se han convertido en una opción de sanación para muchas personas; tanto en cuanto a belleza externa como interna se refiere. Pero lo más importante es sentir los beneficios sobre la piel.

Repito, más allá de convencerte con palabras, mejor probarlo para, posteriormente, poder juzgar. Igual que cada persona posee una determinada constitución física también pose una constitución energética. Es por ello que los minerales y gemas actuarán de manera diferente en cada organismo.

Y para incrementar la vibración del día o de tu rutina de belleza, trae a tu mente uno o varios pensamientos positivos mientras te aplicas la crema facial. No tienes nada que perder!

Shanti, shanti ole.

Quizá te interese

Deja un comentario